miércoles, 29 de marzo de 2017

¿Por qué Joseba Egibar se ha fijado en Zalla?

El PNV continúa con su política “constructiva” por un Zalla mejor. Viendo que no ha podido paralizar -votando en contra de los presupuestos- las obras de los puentes y el nuevo Hospital Comarcal, nos “regala” ahora una auditoría del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP) para “colaborar” así en la mejora de su pueblo.



Zalla va a tener el “honor” de ser uno de los dos únicos municipios que en estos últimos 6 años ha sido objeto de una inspección fiscal en Enkarterri por parte del TVCP. El otro ha sido Karrantza, gobernado también por una iniciativa vecinal, Karrantza Zabala.

En cuanto a lo importante, la auditoría que se le va a hacer al ayuntamiento de nuestro pueblo, la apoyamos, como no podría ser de otra manera. Desde el primer minuto, el equipo de gobierno de Zalla impulsó la transparencia  y la dación de cuentas en el consistorio como forma de gobernar. Es más, puestos a pedir transparencia, pediríamos auditar también los años anteriores a la llegada de Zalla Bai al consistorio; de esta forma se podrían comparar dos formas de “trabajar” en el Ayuntamiento.

Hablando ahora del TVCP, quisiéramos aportar nuestro punto de vista sobre este necesario organismo de fiscalización:


¿Es José Luis Bilbao la persona idónea para ocupar ese cargo?

Desde luego, nosotros creemos que no. Alguien que ha estado varias legislaturas como Diputado General de Bizkaia no puede ahora fiscalizar parte de la labor que él mismo ha realizado: nadie pone al zorro a guardar el gallinero, ¿o es ese el propósito?

El antes Diputado General de Bizkaia está obligado a inhibirse en la fiscalización de actuaciones llevadas a cabo por la institución vizcaína cuando él ostentaba dicho cargo. Se calcula que tendrá que inhibirse en uno de cada tres casos que fiscalice, por haber estado implicado políticamente en los mismos.

A pesar de las críticas de la oposición, el PNV – con el voto favorable del PSE, por supuesto - no dudó en seguir avalando el nombramiento de Bilbao: “Cuenta con mi confianza de que actuará con plena independencia”, defendió el lehendakari, Iñigo Urkullu.


El Tribunal Vasco de Cuentas Públicas como herramienta política

Esta es la segunda consideración que nos hacemos. El TVCP no puede ser un arma política al servicio del Gobierno de turno. Ha de ser un tribunal formado por técnicos independientes que fiscalicen con criterios profesionales, no políticos. Solo hay que ver qué ayuntamientos han sido “agraciados” con esta fiscalización a propuesta del PNV en este año 2017: Bildu, PP y las plataformas vecinales Okondo Aurrera y Zalla Bai. El TVCP seolvida” de municipios con deudas millonarias derivadas de pésimas gestiones, como nuestro vecino Alonsotegi y/o con muchos “problemas urbanísticos” como Lezama, Barrika…. todos ellos gobernados por el PNV.

Por último, pedirle al PNV de Zalla, que en lugar de hablar con sus “Jefes” para intentar perjudicar al equipo de gobierno de su pueblo, se dirija a ellos más a menudo para conseguir que se hagan cargo de los gastos que les compete asumir en la residencia de ancianos Zallako Eguzki, en el colegio Mimetiz o, en su momento, en la construcción del Centro de Especialidades Comarcal en Zalla, iniciativa que nunca tomaron cuando fue necesaria. Que remen en la misma dirección que los intereses de sus vecinos y vecinas, porque conseguir mejoras para su pueblo no les perjudica políticamente. Son este tipo de actuaciones las que les están perjudicando.


Pueblo o Partido

sábado, 25 de marzo de 2017

¿Quién vota en contra de las obras hidráulicas y del nuevo Centro de Especialidades?


¡La mayor obra pública jamás realizada en Zalla, que permitirá evitar las temidas inundaciones y construir el nuevo Centro de Especialidades, no merece el apoyo del actual EAJ/PNV de Zalla!

Tal vez, a quién no sea de Zalla, le pueda resultar asombrosa esta foto. Desde luego al equipo actual del EAJ/PNV y a cualquier vecino no. Esta foto es de los años 80 y tan solo hace dos años hemos tenido unos episodios que han generado casi 3 millones de euros en daños en todo el municipio. A día de hoy, según los estudios de URA, hasta el mismo Batzoki está, como se aprecia en la fotografía, construido en zona inundable.

Cuando se está en política para ganar elecciones ocurren estas cosas: mientras Zalla ha invertido 800.000€ en dos años para proveer terrenos necesarios para que el Gobierno Vasco ejecute las obras de los puentes, con un costo de casi 7 millones de euros, desde el actual equipo de EAJ/PNV se han dedicado sistemáticamente a torpedear esta importantísima obra para Zalla.

El objetivo lo tuvieron claro desde el primer momento: torpedear las soluciones propuestas por Zalla Bai para solucionar la inundabilidad y para la construcción del Centro de Especialidades, pensando que políticamente les perjudicaba.
Así que, hablar de: “escuchar, autocrítica, errores…” positivismo a raudales o el futuro de Zalla está muy bien, si no fuese porque la realidad -en forma de pasado muy reciente - les ha retratado.

Aquí va una muestra de por qué no nos creemos estas buenas intenciones y de cómo han “luchado” por los intereses de los vecinos y vecinas de Zalla los actuales dirigentes del EAJ/PNV:

  • Porque votaron a favor de un plan de encauzamiento, de espaldas a la ciudadanía, que derribaba casas y dejaba fuera de ordenación a otras muchas.
  • Porque votaron en contra del nuevo acuerdo marco Zalla-URA en 2012 que, aparte de no derribar ningún edificio, ha hecho posible traer el futuro Centro de Especialidades a Zalla.
  • Porque votaron en contra, a los presupuestos en 2016 y 2017, presupuestos que han permitido invertir 800.000 € de dinero de Zalla para hacer la gestión de terrenos que URA necesitaba para las obras.
  • Porque con su voto en contra en la Mancomunidad – tienen mayoría absoluta – evitaron que se reclamasen mejoras en los centros educativos de Enkarterri y la construcción de un Centro de Especialidades.
  • Porque votaron en contra, sí, una vez más, de una consulta popular, hurtando a la ciudadanía el derecho a expresarse sobre si necesitaba o no un nuevo Centro de Especialidades.



La autocrítica se ejerce, no se escribe en carteles; el buenismo no construye puentes nuevos que nos libren de inundaciones, los puentes y el nuevo Centro de Especialidades se construyen entre todos: trabajando desde el Ayuntamiento, con el apoyo mayoritario de la Ciudadanía, incluso saliendo a la calle a demandar lo que cree justo y cooperando con las instituciones – URA y Gobierno Vasco -. Trabajen por su pueblo y no para ganar las próximas elecciones.

PUEBLO O PARTIDO



viernes, 3 de marzo de 2017

El Bautismo, se decía, genera “impronta”; vivir en Bilbao, a ojos de Diputación, también.

Por seguir con la simbología católica, Diputación – tal y como un San Miguel Arcángel cualquiera, patrón de los Zallarras por cierto -  pesa las almas de los contribuyentes para ver si han realizado buenas acciones y, de esta forma, repartir el dinero recaudado con los impuestos de forma proporcional.



Como puede verse en el gráfico, las diferencias entre lo que perciben los municipios, lejos de reducirse, aumentan con el paso de los años:
Año 2002: 86€ menos/habitante = 17,7%
Año 2015: 255€ menos/habitante = 29%


Dicho esto, suponemos que los bilbaínos se portan bastante mejor que los vizcaínos en general y los Zallarras en particular – solo hay que mirar el gráfico - o esto es, al menos, lo que se deduce del desigual reparto del dinero que hace Diputación atendiendo al  lugar de residencia de los contribuyentes.

¿Cuál es el criterio que sigue Diputación para hacer un reparto tan desigual?

Uno de los argumentos para justificar este desequilibrio, es señalar a Bilbao como “motor” de Bizkaia, y tiene su lógica, aunque, por otra parte,  también se beneficia de ello; pero pensamos que también hay otros criterios a valorar: ¿No habría que compensar a Enkarterri como la comarca con más paro y más desindustrializada de Bizkaia?

Los Grupos Independientes de Bizkaia proponen iniciar un proceso de reflexión sobre la Financiación Municipal y, en concreto, sobre el Fondo Foral de Financiación Municipal (Udalkutxa) y su reparto, ya que a todas luces es desproporcionado e injusto:

  • Bilbao recibe el 38% del presupuesto con solo el 30,2% de la población.

  • Bilbao ha disminuido de población –  del 31,59 al 30,21% - pero sigue recibiendo el 38% del dinero, por lo que cada vez gana más, de ahí que la diferencia se amplíe año tras año. Ha pasado de recibir 86€ más por habitante – 17,7% - a recibir 255€ más–29%.


Otras consideraciones a La Diputación por su forma de repartir y gestionar el dinero de los contribuyentes a través de Udalkutxa:

  • Forma de repartir el dinero:


Si la Diputación no hiciera una injusta excepción con Bilbao y repartiera el dinero para todos los municipios de Bizkaia con los mismos criterios (habitantes, esfuerzo fiscal, número de aulas, tasa de paro, dispersión...) a Zalla le corresponderían en 2017 740.000 € más (un 14,3% más de lo que se le viene asignando).

  • Previsiones de ingresos:

La Diputación hace una previsión del dinero- vía impuestos - que va a recaudar el año siguiente; en base a esa previsión adelanta un dinero a los ayuntamientos para que elaboren los presupuestos anuales.

El problema viene cuando, año tras año, Diputación realiza unas estimaciones “optimistas” de lo que va a recaudar: Desde el año 2008, momento estimado de la llegada de la “crisis”, las previsiones de recaudación se han alejado, en casi todos los casos, de la realidad económica. En estos 8 últimos años, en 6 ocasiones las previsiones han sido más optimistas que la cruda realidad; por lo que los ayuntamientos se han visto obligados a devolver en los años siguientes las cantidades estimadas:

Zalla tiene que devolver este año la suma de 408.000€.
El conjunto de los ayuntamientos bizkaitarras 61 millones.
El desfase de lo calculado por Diputación asciende a 327 millones

Esto no ocurre porque sí. Diputación hace estas estimaciones al alza para asegurarse unos presupuestos elevados, eso sí, los perjuicios a los ayuntamientos son enormes:

Elaborar unos presupuestos supone un trabajo ímprobo que tiene a Técnicos y Equipo de Gobierno trabajando durante meses. Los presupuestos han de estar cuadrados, cumplir con los trámites y requisitos legales correspondientes, además, serán los que marquen las acciones de gobierno durante un año.

¿Qué ocurre cuando hay que devolver a Diputación 408.000€?

Por una parte hay que rediseñar los presupuestos de nuevo, con la carga de trabajo que eso conlleva. Mientras, el Equipo de Gobierno está paralizado reelaborando los presupuestos; este trabajo implica, en la práctica, renunciar a proyectos para los que Técnicos y Concejales han estado trabajando y todo ello en perjuicio de los vecinos, que bien verán aparcados proyectos que esperaban viesen la luz o que sufrirán la reducción de una subvención o servicio ya comprometido.


Por todo lo expuesto, creemos que la gestión que realiza Diputación – a través de Udalkutxa – es francamente mejorable. ¿Cómo?: aplicando criterios de equidad en el reparto del dinero, y mejorando la gestión mediante un cálculo más realista de los ingresos a recaudar para su posterior reparto entre los ayuntamientos.