domingo, 14 de mayo de 2017

Tras la sentencia judicial contra la Mancomunidad...


Hace más o menos un año, el máximo órgano del EAJ/PNV en Bizkaia – el Bizkai Buru Batzar - envió un escrito a los alcaldes de Enkarterri en el que expresaba la necesidad de una necesaria refundación de la Mancomunidad para librarla de:

“Duplicidades, solapamientos e ineficiencias en el funcionamiento de estas organizaciones y gestión de recursos públicos”.

Esta notificación implicaba una aceptación del mal funcionamiento de la Mancomunidad y, lo que era más esperanzador, un deseo de refundarla para convertirla en un organismo eficiente al servicio de la ciudadanía de Enkarterri.

Paradojas de la vida, coincidiendo con esta notificación, llegaba a la Mancomunidad la sentencia de la que dimos cuenta días atrás, - post del blog aquí - y que calificaba el entorno de trabajo de la institución como: Un entorno intimidatorio, humillante, degradante y ofensivo”  ¿Cómo reaccionaron los dirigentes de la Mancomunidad, gobernada con mayoría absoluta por el EAJ/PNV? Pues, en aras de la transparencia y la dación de cuentas a la ciudadanía, guardándola en un cajón.

A estas alturas nadie duda del mal funcionamiento de la Mancomunidad, lo urgente es que se enderece el rumbo de esta institución y se ponga al servicio de la ciudadanía de Enkarterri. En toda empresa hay conflictos y hay veces en que tienen que ser los juzgados los encargados de resolverlos; lo que no es de recibo, es que la Presidenta de la institución - Esther Lasa -  oculte los problemas en lugar de resolverlos.

Tras la sentencia condenatoria contra la Mancomunidad hay preguntas que debieran ser respondidas por los responsables de la entidad:
  • ¿Cómo puede la Mancomunidad “esconder” una sentencia judicial de esta gravedad y no dar cuenta de ella durante un año?
  • ¿Es de recibo que la Mancomunidad, que pagamos entre todos, se convierta en un centro de trabajo “hostil” para los trabajadores?
  • ¿Puede un cargo político - como el Presidente de la Mancomunidad - actuar de esta manera sin recibir una mínima censura de su partido - EAJ/PNV - tras esta sentencia?
  • En palabras del juez hay: “una situación de conflicto que afecta a la totalidad del centro de trabajo (y que, en su caso, podrá ser objeto de actuación inspectora aparte)” ¿Qué ha hecho durante este año la Mancomunidad – con mayoría absoluta de EAJ/PNV - para solucionar este problema laboral?
  • ¿Puede la Mancomunidad dar a la ciudadanía, que la sostiene con sus impuestos, un servicio de calidad en una situación de conflicto que afecta a la totalidad del centro de trabajo?

Es intolerable que se den situaciones como la descrita en el auto del Juez. Nadie, en ningún caso, tendría que ponerse en manos de un psicólogo porque es maltratado en su centro de trabajo, menos aún, si ese centro de trabajo lo pagamos los contribuyentes.

Urgen explicaciones que hagan creíbles los deseos - expresados por el Bizkai Buru Batzar - de refundación de la Mancomunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1- Los comentarios son moderados y se eliminarán todos los que contengan insultos, amenazas o faltas de respeto.

2- Cada vez que un aludido nos lo pida (zallabai@zallabai.net) borraremos los comentarios que le hayan ofendido por contener falsedades o descalificaciones, según su opinión.

3- Zalla Bai SÓLO se hace responsable de los comentarios firmados bajo el nombre de la plataforma.