viernes, 12 de mayo de 2017

Sentencia judicial contra la Mancomunidad


Estos cuatro adjetivos extraídos de la sentencia del 8 de marzo de 2016 (nº 282/16), explican de manera gráfica cómo era el entorno laboral que tenía una trabajadora en la Mancomunidad.

Los hechos son tan sencillos de describir, como duros para la trabajadora que ha sufrido este acoso laboral.

La trabajadora fue despedida de la Mancomunidad; tras recurrir esta decisión, el juez decretó que su despido era nulo de pleno derecho; es decir, tuvieron que readmitirla. A partir de ese momento comienza el calvario de esta trabajadora a manos de su jefa, la Secretaria-Interventora de la Mancomunidad:

Un entorno intimidatorio, humillante, degradante y ofensivo” - infracción tipificada como muy grave en el Código Penal - es el relato que hace el juez en su auto del entorno laboral que sufría la trabajadora; en dicho auto, el juez describe hechos como estos:

"Conductas vejatorias constitutivas de acoso", “Trato humillante", "Violencia en el trabajo", "Conductas de abuso de autoridad constitutivas de acoso". El relato de las situaciones humillantes y degradantes que sufrió la empleada no termina aquí. Estas son algunas situaciones habituales en la jornada laboral de la empleada:

“No dirigirle la palabra, hablar delante de ella como si no estuviese, no darle trabajo para que no tuviese función alguna, volver de un permiso de maternidad y encontrarse con sus correos y ficheros de 7 años borrados, tirarle los papeles de la mesa al suelo…” un sinfín de situaciones degradantes.

La trabajadora, como da por acreditado el Juez, puso en conocimiento del Presidente de la Mancomunidad estos hechos, y lejos de poner remedio a esta situación – como era su obligación como máximo responsable de personal – le hizo el vacío excluyéndola de las tareas administrativas, incluso “evitaba hablar con ella”. Continúa el relato del Juez:

“Pasividad del responsable máximo de la Mancomunidad, su Presidente, ante la conducta seguida por la Secretaria-Interventora". Acusa a la empresa, la Mancomunidad de: "Incumplimiento por el empresario de las medidas de investigación y prevención".

Por todo ello el Juez condena a la Mancomunidad por tres delitos y a pagar una indemnización de  20.000€:

  1. La conducta de sus responsables en materia de personal - el Presidente y la Secretaria-Interventora - ha creado a la trabajadora: Un entorno intimidatorio, humillante, degradante y ofensivo” infracción tipificada como muy grave.
  2. Un delito a la trabajadora de “lesiones psicológicas” infracción tipificada como  grave.
  3. Finalmente, la falta de intervención del empresario - el Presidente de la Mancomunidad - ante un problema relacionado con la violencia en el trabajo y la falta de investigación, constando que la trabajadora había hecho reclamaciones y denuncias de su situación. Infracción tipificada como grave.


Por si todo esto no fuese suficiente, el juez, tras la investigación realizada para esclarecer este caso, ha concluido que los problemas de acoso no se circunscriben a esta trabajadora solamente sino que hay:

“una situación de conflicto que afecta a la totalidad del centro de trabajo (y que, en su caso, podrá ser objeto de actuación inspectora aparte)”. Es decir, no es un caso aislado, sino un entorno completamente hostil de trabajo.

A este panorama habría que sumarle que este no es el único proceso que tiene abierto la Mancomunidad con sus trabajadores/as. Ha habido otros pleitos de trabajadores/as contra la Mancomunidad en estos últimos 3 años que han supuesto un desembolso de cerca de 100.000€ de dinero Público entre defensa jurídica, recargos de la Seguridad Social, impuestos por sentencias, y sanciones del Gobierno Vasco, a lo que habría que sumar indemnizaciones.

Para más escarnio el fallo de la sentencia tiene fecha del 8 de marzo, “Día Internacional de la Mujer”.

Tras este grave suceso creemos que la ciudadanía se hará muchas preguntas; algunas como esta, aunque tenemos más:

¿Es esta la contribución que hace La Mancomunidad a la creación de un espacio de trabajo digno para las mujeres?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1- Los comentarios son moderados y se eliminarán todos los que contengan insultos, amenazas o faltas de respeto.

2- Cada vez que un aludido nos lo pida (zallabai@zallabai.net) borraremos los comentarios que le hayan ofendido por contener falsedades o descalificaciones, según su opinión.

3- Zalla Bai SÓLO se hace responsable de los comentarios firmados bajo el nombre de la plataforma.