sábado, 8 de abril de 2017

Instalados en el no


Los presupuestos de Zalla, recientemente aprobados en pleno, obtuvieron un NO, sin matices, por parte de la oposición. Esa es la contestación que merecieron, a juicio de EAJ/PNV y EH BILDU, los presupuestos con mayor inversión pública, esfuerzo en promoción económica y empleo así como apoyo a familias con problemas económicos, en la historia de Zalla.

CUANDO un partido político se instala en el NO, como estrategia de desgaste y deslegitimación del adversario, no solo va contra la más elemental ética política, también va, y eso es aún más grave, contra los intereses de los ciudadanos a los que representa y dice servir.

Conseguir para nuestro Pueblo – el cuarto con más paro de Bizkaia -  inversiones en obra pública de casi 7 millones de euros, con el ayuntamiento aportando más de 800.000 euros para esas obras, a la par que se logra una inversión para políticas de formación y empleo de más de 1.,5 millones de euros– a través de ZallaLan y con la participación de Lanbide y  la Diputación con 400.000€, es lo suficientemente importante para nuestros vecinos y vecinas como para que los partidos de la oposición lo apoyen o, por lo menos, no voten en contra.

NO sería realista pedir esto cuando escuchamos argumentos tan peregrinos, a la hora de justificar este NO a los presupuestos por parte de la portavoz jeltzale, Irene Pardo, criticando: “lo desmesurado del gasto corriente y de personal” y pidiendo la rebaja de un ¡60%! en esta partida . Habría que recordarle que el gasto corriente de Zalla es, en 2017, menor que en 2010 y 2011; es decir: cuando gobernaba EAJ/PNV en Zalla.
¡Nada menos que 6 años después, el ayuntamiento gasta menos que cuando gobernaba el PNV!; dando, por otra parte, infinidad de servicios inexistentes anteriormente:

     Umeteka
     Arangune
     S.A.C.
     Revista Municipal                                  
     Sala de estudio en la biblioteca
     Facebook, blog, WhatsApp,...  

TAMBIÉN resulta curioso que, tanto EAJ/PNV como EH Bildu en 2016, pidiesen aumentar el gasto en personal y disminuir las partidas destinadas a informática y este año pidan justo lo contrario. Ni sí, ni no, sino, todo lo contrario.

En política, votar NO a unos presupuestos, es una postura radical, de confrontación ante algo con lo que se discrepa profundamente.

Creemos que no se puede Votar NO a unos presupuestos que sacarán de la zona inundable a más de 2000 personas, permitiendo con ello la construcción del ansiado Centro de Especialidades.

Tampoco creemos que nadie se pueda oponer a unos presupuestos que invierten en formación y empleo unos recursos impensables hace unos años; a unas ayudas a las familias con problemas económicos que doblan la cantidad presupuestada el año anterior; al estudio para solventar los problemas de inundabilidad y los pasos a nivel en Aranguren o el plan especial para la rehabilitación del comercio.

El mantenimiento de la Residencia y el colegio Mimetiz donde el ayuntamiento invierte más de lo que le corresponde para dar a la ciudadanía unos servicios de calidad, también nos parece imprescindible.

Solo es posible entender esta postura hacia los presupuestos, y el Equipo de Gobierno, desde una estrategia política basada en la soberbia y el resentimiento soterrado de quien se han visto desplazado del poder local, no desde los números o el interés de la ciudadanía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1- Los comentarios son moderados y se eliminarán todos los que contengan insultos, amenazas o faltas de respeto.

2- Cada vez que un aludido nos lo pida (zallabai@zallabai.net) borraremos los comentarios que le hayan ofendido por contener falsedades o descalificaciones, según su opinión.

3- Zalla Bai SÓLO se hace responsable de los comentarios firmados bajo el nombre de la plataforma.