jueves, 2 de junio de 2016

La Mancomunidad de las Encartaciones abre sus puertas para que Balmaseda se una, pagando 9 veces menos que lo que le correspondería.


Para ser miembro de pleno derecho de la Mancomunidad, debería pagar 158.000 €, pero en lugar de esto la Junta General ha aprobado que el Ayuntamiento de la villa encartada abone solo 17.400 € por este concepto, es decir, 9 veces menos de lo que le correspondería.





Zalla Bai y Karrantza Zabala denuncian este acuerdo, tomado por la mayoría del PNV junto con AEI y Abant Gordexola,  por considerarlo irregular e insolidario, por ser una incorporación a “la carta” y por qué va en contra del artículo 23 de los Estatutos de la propia Mancomunidad, en el que se indica textualmente que: “los gastos generales de administración de la Mancomunidad serán satisfechos por todos los ayuntamientos mancomunados, con independencia de los servicios en los que se hallen integrados. Para ello se elaborará un presupuesto ordinario anual”.



Ambos grupos apoyan firmemente la incorporación de Balmaseda y Alonsotegi a la Mancomunidad porque es la única institución pública comarcal, pero siempre que se respeten los estatutos de esta institución y que la entrada se produzca en igualdad de condiciones con los demás ayuntamientos”.

Estos razonamientos se han expuesto en la nota de prensa que han publicado, conjuntamente, Karrantza Zabala y Zalla Bai:


NOTA DE PRENSA DE KARRANTZA ZABALA Y ZALLA BAI SOBRE EL INGRESO “A LA CARTA” DE BALMASEDA EN LA MANCOMUNIDAD DE LAS ENCARTACIONES

Los grupos de Karrantza Zabala y Zalla Bai en la Mancomunidad de las Encartaciones rechazan el acuerdo alcanzado para la incorporación de Balmaseda al Ente comarcal por considerar que se trata de una integración “a la carta” que rompe el principio de solidaridad entre todos los municipios miembros y por discrepar de la manera en que se ha tramitado el expediente administrativo. A este respecto, Zalla Bai y Karrantza Zabala anuncian su intención de interponer un recurso contra la decisión adoptada en este sentido por la Junta general de la Mancomunidad gracias a la mayoría absoluta que ostenta el PNV.

Karrantza Zabala y Zalla Bai disienten de este acuerdo tanto en el fondo como en la forma. “Nosotros siempre nos hemos mostrado esperanzados de que todos los municipios de la zona trabajemos unidos para mejorar los servicios y la calidad de vida de los vecinos de Enkarterri y, por lo tanto, apoyamos firmemente la incorporación de Balmaseda y Alonsotegi a la Mancomunidad porque es la única institución pública comarcal, pero siempre que se respeten los estatutos de esta institución y que la entrada se produzca en igualdad de condiciones con los demás ayuntamientos”, subrayan los representantes de ambos grupos.

Karrantza Zabala y Zalla Bai sostienen que Balmaseda, para ser miembro de pleno derecho de la Mancomunidad, debería pagar el 23,2% de los gastos comunes, que en 2015 ascendieron a 680.673 €. De este modo, Balmaseda tendría que aportar 158.000 €, pero en lugar de esto la Junta general ha aprobado que el Ayuntamiento de la villa encartada abone solo 17.400 € por este concepto, es decir, 9 veces menos de lo que le correspondería.

“No respetar las reglas que nos hemos impuesto y permitir la entrada 'a la carta' de nuevos miembros significa pervertir nuestra única institución pública comarcal y conduce a la ruptura. No en vano, este paso significa no creer en la igualdad de los municipios de la Mancomunidad; no defender que los diferentes vecinos de Enkarterri tienen los mismos derechos y obligaciones; no creer en fortalecer el Ente comarcal para liderar, entre otras, las políticas de empleo que tanto necesitamos; y supone también seguir manteniendo las asociaciones privadas sin fiscalización pública, los llamados 'chiringuitos', para gestionar políticas comarcales ”, sentencian.

Zalla Bai y Karrantza Zabala también discrepan en las formas, debido a la manera en que se ha tramitado el expediente administrativo. “No entendemos que deba subcontratarse el cálculo de los gastos que debe abonar un nuevo miembro, puesto que ya pagamos el sueldo de una secretaria-interventora. Aun así, el informe de secretaría no valida el informe económico-financiero externalizado, el informe de secretaría no indica que sean servicios independientes, el informe de secretaría ha obviado dos de los artículos de los estatutos de la Mancomunidad”, advierten.

En concreto, se refieren al artículo 22, que literalmente dice: “Las aportaciones proporcionales de cada uno de los municipios que la integran se ajustarán a los criterios que a continuación se detallan. 1º Gastos generales de la Mancomunidad. El baremo para la participación de cada municipio es un porcentaje que la Junta General establecerá cada año en función de las prestaciones que cada ayuntamiento percibe de la Diputación Foral de Bizkaia del programa Udalkutxa o similar”. El otro artículo al que aluden ambos grupos es el 23, en el que se indica textualmente que “los gastos generales de administración de la Mancomunidad serán satisfechos por todos los ayuntamientos mancomunados, con independencia de los servicios en los que se hallen integrados. Para ello se elaborará un presupuesto ordinario anual”.

En cuanto a las posteriores manifestaciones del alcalde de Balmaseda en el sentido de que la intención de su Ayuntamiento es ir incorporándose paulatinamente a todos los servicios que presta la Mancomunidad, tanto Zalla Bai como Karrantza Zabala han señalado que es la primera noticia que tienen a ese respecto, “ya que nada de eso se dijo en la Junta General de la Mancomunidad en la que se aprobó el ingreso de este nuevo miembro”.   

Desgobierno del PNV

A juicio de Karrantza Zabala y Zalla Bai, la responsabilidad de lo que ha pasado y está pasando en esta institución es clara. “El PNV ha tenido durante 26 años, y sigue teniendo, la mayoría absoluta en la Mancomunidad porque la ciudadanía ha depositado en este partido su confianza. El Ente comarcal ha sido y es lo que ha decidido y decida ahora el PNV. En consecuencia, los dirigentes encartados de este partido, merced a su mayoría absoluta, son los responsables de que la Mancomunidad cada vez preste menos servicios (se han reducido las asistentas sociales, se ha prescindido del servicio de recogida de animales…) y de que, por el contrario, cada vez tenga más gastos (sueldo de la presidenta, servicio jurídico, servicio de prensa, celebración de aniversarios...); de que no se haya licitado en 18 años el servicio de recogida de residuos sólidos urbanos; de que siga sin haber un contrato legal para la recogida de basuras tras vencer hace un año el anterior y demostrarse nulo de pleno derecho el pliego chapucero que se redactó; de que estemos gastando decenas de miles de euros de dinero público en juicios perdidos con las trabajadoras (además de los que están en trámite de resolución); de que continúen sin renovarse unos estatutos caducos desde hace 24 años; de que siga pendiente la aprobación de los presupuestos para 2016 después de que fuesen retirados del orden del día hace 6 meses...”

“En resumen, no se están prestando adecuadamente los pocos servicios que ofrece la Mancomunidad, no se quiere que esta institución lidere las soluciones que necesita la ciudadanía de Enkarterri a problemas tan acuciantes como el desempleo, seguimos en un desgobierno que obliga a los grupos de la oposición a redactar constantemente recursos que corrijan el paso, al menos en las formas (pliegos de basuras nulos de pleno derecho, celebración de juntas sin que los temas se hayan dictaminado en comisión, nombramiento de la presidencia contraviniendo los estatutos, cobro del sueldo por parte de la presidenta durante meses tras ser elegida de manera irregular…) El último capítulo de este cúmulo de despropósitos ha sido la decisión de incorporar un nuevo municipio vulnerando nuestros estatutos y creando dos categorías de miembros de la Mancomunidad… Desde Zalla Bai y Karrantza Zabala estamos dispuestos a trabajar y a aportar soluciones a los problemas de todos los vecinos de Enkarterri, pero la propuesta que ha aprobado la Junta General para ratificar el deseado ingreso de Balmaseda en la institución comarcal no es el camino. Hay que servir a la ciudadanía, no al partido”, concluyen los representantes de ambos grupos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1- Los comentarios son moderados y se eliminarán todos los que contengan insultos, amenazas o faltas de respeto.

2- Cada vez que un aludido nos lo pida (zallabai@zallabai.net) borraremos los comentarios que le hayan ofendido por contener falsedades o descalificaciones, según su opinión.

3- Zalla Bai SÓLO se hace responsable de los comentarios firmados bajo el nombre de la plataforma.