lunes, 12 de mayo de 2014

EN RESPUESTA A LAS PATRAÑAS DEL PNV SOBRE ZALLA BAI Y LA MANCOMUNIDAD


Ante la nota de prensa difundida por el Grupo Municipal EAJ-PNV de Enkarterri criticando el “torpedeamiento” al que supuestamente nuestro grupo somete a la Mancomunidad de Encartaciones, Zalla Bai quiere denunciar el cinismo y la desfachatez del PNV al pretender cargar sobre las espaldas de otra formación política la nefasta gestión que el partido jeltzale está llevando a cabo en la Mancomunidad, como se ha podido comprobar, una vez más, con el irregular proceso de elección de la nueva presidencia. No en vano, el PNV se ha visto obligado a dar marcha atrás en este proceso tras asumir las conclusiones del informe jurídico encargado por el propio grupo mayoritario, y pagado por todos, para estudiar los recursos interpuestos por la oposición.

Vamos a responder punto por punto a este burdo intento de manipulación por parte de EAJ-PNV:

El pasado mes de diciembre, tras la dimisión del presidente de la Mancomunidad de Encartaciones, Rubén Edesa, se celebró una Junta para elegir a la actual presidenta, Esther Lasa. Esta Junta quedó anulada por cometer en la convocatoria un error de forma. Posteriormente, se han realizado diversos intentos para volver a convocarla pero Zalla Bai torpedea continuamente e impide, con diferentes subterfugios, el desarrollo de la misma. “Están originando un círculo vicioso al que no quieren dar fin”, explican desde el PNV, quienes añaden que en el momento de producirse estas circunstancias la secretaria interventora estaba de baja por enfermedad, y la persona que la sustituyó carecía de formación jurídica y no les advirtió en ningún momento de que estaban incurriendo en un error de forma a la hora de la elección de la actual presidenta, por lo que la oposición se ha aprovechado del desamparo jurídico existente en La Mancomunidad.

·    Dicen que “torpedeamos” cuando solo pedimos que se cumplan nuestros estatutos y la legislación de régimen local.

·    Dicen que comenten un “simple error de forma” cuando se pasan por el arco del triunfo una y otra vez los estatutos por los que se rige la Mancomunidad.

·    Llaman “subterfugios” a los recursos legales y legítimos que por escrito hace Zalla Bai tras avisar en cada Junta de las irregularidades que se cometen y ser ninguneados. Les avisamos en cada momento, por eso el PNV miente al decir que desconocía las consecuencias de su proceder por la ausencia de la secretaria interventora.


·     Están confundiendo tener mayoría absoluta con poder saltarse la ley. Es lo que tiene el creerse impune después de haber gestionado la Mancomunidad durante tantos años como si fuese su chiringuito particular. 
 
Las pruebas:



Asimismo, también se les ha avisado de que, al no haber partida presupuestaria para pagar el sueldo de la nueva presidenta, se está incurriendo en malversación de fondos públicos.

Ahora, el informe jurídico encargado por la presidencia del PNV (cuyo importe pagamos entre todos, hemos requerido y no nos han respondido) ha dado la razón a la oposición, pero la prepotencia del grupo mayoritario, que siempre se negó a considerar nuestras advertencias, ha conllevado la celebración de tres juntas y una comisión informativa que no han servido absolutamente para nada. Los representantes de Zalla Bai hemos renunciado por escrito a cobrar las dietas de estas sesiones inútiles (esperemos nos copien el gesto los que lo han provocado).

No quieren colaborar y dialogar, aunque se les ha tendido la mano en múltiples ocasiones”

Es curioso que sea precisamente el PNV, acostumbrado a pasar el rodillo durante décadas en la Mancomunidad y en otras instituciones, el que acuse ahora a Zalla Bai de negarse a dialogar. Bien al contrario, Zalla Bai siempre ha mantenido su mano tendida al diálogo y todas nuestras propuestas y aportaciones se han hecho con ánimo constructivo, como se ha evidenciado ahora, una vez más, al advertir al PNV de que el procedimiento que había iniciado para la elección de la nueva presidencia no se ajustaba a la legalidad.

Los representantes de EAJ-PNV en la Junta General de La Mancomunidad lamentan que la respuesta y actitud continuada de un único partido de la oposición, Zalla Bai, impida poder seguir desarrollando las funciones de La Mancomunidad puesto que el presupuesto de 2014 está sin aprobar.

¿Alguien entiende que teniendo el PNV mayoría absoluta en la Mancomunidad no haya sido capaz de redactar un presupuesto para 2013 ni para 2014?
¿Para eso necesitábamos pagar un sueldo a la nueva presidenta? Desgobierno en 2013 y sigue en 2014, pero además ahora pagamos para que nos desgobiernen…
¿Alguien se cree que Zalla Bai sea el culpable de esto?

Lamentable es la maniobra del PNV de intentar focalizar en Zalla Bai los supuestos planes para obstruir el funcionamiento de la Mancomunidad, máxime cuando fueron otras dos formaciones de oposición las que presentaron los primeros recursos contra el proceso de elección a la presidencia. ¿Cuál es la razón de tan descarada estratagema? ¿Acaso el PNV no es consciente de que, gracias precisamente a una iniciativa de nuestro grupo, la ciudadanía puede visionar las juntas de la Mancomunidad y conocer la verdadera realidad de lo que sucede en esta institución?  Seguramente, el PNV tendrá razones de peso para justificar esta fijación con Zalla Bai, al que califican de “único partido de la oposición”. Parece obvio que, a un año de las elecciones municipales, la presencia de Zalla Bai sigue poniendo muy nerviosos a los dirigentes jeltzales. Por primera vez en la historia están realizando encuestas telefónicas en Zalla para saber la opinión de los vecinos sobre la gestión del Ayuntamiento, sobre el actual alcalde y sobre su candidata… Mucho dinero gastado en esto… eso denota preocupación.

A esto hay que añadir el hecho que la ciudadanía de Zalla mantiene sus servicios gracias a la solidaridad del resto de municipios de Enkarterri, puesto que el municipio de Zalla lleva un año sin pagar los servicios mancomunados, deuda que ya supera los 400.000€.

Malintencionada y descarada estratagema del PNV para inventarse un titular y desviar la atención de su pésima gestión en la Mancomunidad. Tal y como queda perfectamente aclarado en esta Carta del interventor, ya en julio de 2013 el alcalde dio su conformidad para que se pagara dicha cantidad; en diciembre de 2013 permitió que se hicieran las transferencias de crédito necesarias para dotar con suficiencia la partida destinada al efecto y en abril de 2014, en el mismo momento en que llegó el requerimiento explícito, el alcalde indicó que se abonara la cifra en cuestión. También se indica que en ningún momento intervención ha recibido instrucciones para no pagar y que ha estado haciendo uso de un mecanismo legítimo, como es el de "pago por compensación". Es más, se ha hecho un uso mucho menos exigente de este mecanismo de lo que permite la legislación. En este sentido, desde intervención se puntualiza que la única deuda que existe actualmente es de la Mancomunidad al Ayuntamiento y por valor de 90.000 euros, parte de la cual está pendiente de pago desde el año 2011.

Por nuestra parte, hemos preguntado a la presidenta (y todavía no ha contestado): ¿Por qué no se ha exigido el pago a todos los municipios con esta beligerancia? ¿Cuánto adeuda a día de hoy cada uno de los ayuntamientos que integran la institución comarcal?

Desde EAJ/PNV se recuerda que el objetivo con el que se creó La Mancomunidad era y es el de ofrecer un gran número de servicios a todos los municipios de esta comarca, siendo los pueblos más grandes solidarios con los más pequeños.

Por mucho que el PNV intente dar la imagen de lo contrario, es un hecho que están vaciando de contenido a la Mancomunidad. Han decidido unilateralmente dejar de prestar servicios (como la recogida de perros), han reducido cuantitativa y cualitativamente otras prestaciones y han teledirigido la redacción de un informe con el que justificar eliminar más servicios y personal. Han dilapidado muchos miles de euros de dinero público en indemnizaciones a trabajadoras por no respetar sus derechos. Han evitado redactar unos estatutos caducos desde hace 20 años. Han permitido, y lo siguen haciendo, que dos municipios gobernados por los jeltzales se queden con parte del dinero que pagan sus vecinos en concepto de recogida de basuras.

Teniendo en cuenta que la recaudación de basuras es una tasa finalista, de todo esto se deduce que los ciudadanos de Enkarterri están pagando un sobrecoste injustificado por este servicio, cuyo importe total cuesta menos de lo que abona por este concepto el conjunto de vecinos de la comarca. ¿A dónde va a parar el dinero de este sobrecoste? ¿Por qué los alcaldes del PNV de otros municipios encartados perjudicados por tan flagrante irregularidad permiten esta situación, anteponiendo claramente los intereses de partido a los de sus respectivos pueblos?

Es por ello que EAJ-PNV de Enkarterri ve en esta postura de Zalla Bai un intento por “destruir La Mancomunidad.

Nada más lejos de la realidad. Es más, nuestro grupo apuesta firmemente por dotar de mayor contenido a esta institución y mejorar sustancialmente su gestión. Con este fin, el Ayuntamiento aprobó recientemente una iniciativa presentada por Zalla Bai para que sea precisamente la Mancomunidad la entidad que lidere la promoción de la actividad económica y el empleo en la comarca, a lo cual el PNV se opuso.
El objetivo de Zalla Bai es potenciar la Mancomunidad por ser la única institución de ámbito comarcal cuyos órganos de decisión son directamente elegidos por los ciudadanos, en contraposición a lo que ocurre con otras entidades que asumen determinadas competencias en Enkarterri.


Todas estas acusaciones, por tanto, no son más que un mezquino intento por desviar la atención y eludir responsabilidades por parte de quien de verdad está destruyendo la Mancomunidad, que no es otro que el grupo jeltzale que ostenta la mayoría absoluta. No en vano, es el PNV el que está vaciando de contenido y de capacidad de gestión a la institución comarcal, es el PNV el que no ha tenido voluntad de actualizar unos estatutos que están caducados desde 1994, es el PNV el único responsable de que la Mancomunidad lleve dos años consecutivos sin elaborar sus presupuestos, es el PNV el que ha provocado las demandas laborales de las trabajadoras y las sentencias judiciales que pesan en contra del Ente comarcal, y es también el PNV el que ha vulnerado la legalidad en el procedimiento de elección de la nueva presidenta y el que puede llevarnos a incurrir en un delito de malversación de fondos públicos al no existir partida presupuestaria para pagar su sueldo.


ZALLA BAI



No hay comentarios:

Publicar un comentario

1- Los comentarios son moderados y se eliminarán todos los que contengan insultos, amenazas o faltas de respeto.

2- Cada vez que un aludido nos lo pida (zallabai@zallabai.net) borraremos los comentarios que le hayan ofendido por contener falsedades o descalificaciones, según su opinión.

3- Zalla Bai SÓLO se hace responsable de los comentarios firmados bajo el nombre de la plataforma.